EcologíaMedio Ambiente

Árbol de navidad orgánico, cómo y por qué elegirlo

Se acerca el momento de elegir un árbol de Navidad y optar por uno orgánico puede ser la mejor opción para el medio ambiente y nuestra salud. Adentrémonos juntos en las razones y las ventajas que deberían hacer inclinarnos por esta solución.

Se acercan las fiestas y con ellas el momento del tradicional árbol de Navidad, uno de los símbolos imprescindibles al que más apegados estamos. Pero ¿habéis pensado alguna vez que elegirlo de forma inconsciente podría suponer un riesgo para vosotros y para el medio ambiente? No os preocupéis, una vez más los productos orgánicos vienen a rescatarnos.

Árbol de navidad orgánico

Bueno para el medio ambiente y para la salud

Hoy en día la gente presta mucha atención a la elección de productos orgánicos, especialmente en el campo de la alimentación, la higiene y la cosmética; sin embargo, algunos productos parecen estar fuera de esta tendencia, incluyendo el árbol de Navidad. Si lo pensamos fríamente llegamos a la conclusión de que es una absurda y simpática tontería: eliminamos pesticidas y productos sintéticos de nuestras casas «por la puerta», y luego los dejamos entrar «por la ventana», reservándoles un lugar privilegiado entre las luces y los adornos de nuestra sala de estar. Sí, incluso el árbol de Navidad, como todas las plantas, está sujeto al uso de productos que no son siempre naturales durante el proceso de producción, pero existe una solución, y ¡tal vez no sólo una!

En el sector de los árboles de Navidad también se encuentran productores que se niegan a utilizar productos sintéticos para el cultivo de abetos (o pinos). Sin embargo, no hay muchos de ellos y si no están cerca de vuestras casas no hace falta que os digamos que es una opción poco sostenible. Una alternativa preferible sería la de conseguir árboles silvestres locales. La tala, si se hace con prudencia, no necesariamente causa problemas al bosque y nos asegura un producto que está libre de pesticidas. Al igual que todos los productos vegetales, los abetos y los pinos son, entre otras cosas, productos renovables y, por lo tanto, de bajo impacto ambiental.

La opción ideal sería la de conseguir un árbol vivo y orgánico y replantarlo al final de las fiestas. Sin embargo, debemos tener mucho cuidado: el clima de nuestras casas no se adapta muy bien a las necesidades de las coníferas y podría acabar matándolas. Lo que debemos evitar es un árbol de plástico. Aunque se puede reutilizar durante varios años, es difícil de reciclar y, por lo tanto, es perjudicial para el medio ambiente. Lo único que nos queda es informarnos y encontrar la solución que más nos convenga, haciéndonos el mejor regalo de Navidad de todos los tiempos: proteger el medio ambiente.

REDAZIONE
Raccontare e spiegare cibo, natura e salute. Un obiettivo più facile a dirsi che a farsi, ma nella redazione di inNaturale non sono queste le sfide che scoraggiano. Siamo un gruppo di giovani affiatati in cerca del servizio perfetto, pronti a raccontarvi le ultime novità e le storie più particolari riguardo il complicato mondo dell’alimentazione.