Productos cosméticos

Aceite de lavanda orgánico, estos son sus secretos

Hay muchas maneras de elaborar aceite de lavanda casero, pero se necesitan capullos y flores de lavanda orgánica para todas ellas.

El aceite de lavanda es el aceite más popular en la aromaterapia. Esta esencia se ha utilizado durante siglos como un ingrediente botánico purificador y calmante. Crear un aceite de lavanda orgánico casero es simple y puedes usarlo para masajear tu piel, reemplazando la tradicional crema para después del baño.

Aceite de lavanda orgánico

Aceite de lavanda orgánico casero con sabor a vodka

En primer lugar, para preparar un aceite de lavanda casero es importante elegir capullos y flores de lavanda orgánica, es decir, cultivada sin pesticidas, herbicidas o fertilizantes. La mejor opción es cultivar lavanda en vuestro propio jardín, que te aportará los típicos aromas de verano y también será estupendo para las abejas.

Ingredientes:

  • flores y capullos de lavanda orgánica
  • vodka orgánico
  • mortero y mazo (o incluso un bol) con una cuchara.
  • filtros de café
  • dos frascos, uno con tapa hermética

Preparación:

Se colocan las flores y los capullos de lavanda en el recipiente y se machacan suavemente para liberar el aceite aromático; luego se decanta en el frasco con tapa hermética y se cubre completamente con vodka; se cierra el frasco y se agita para liberar más aceite, varias veces al día, durante varios días seguidos.

Después de una semana – puedes acelerar la elaboración del aceite de lavanda dejando el recipiente al sol durante un fin de semana – puedes seguir con la refinación usando un filtro de café y vertiendo todo en el segundo frasco.

Coloca un paño sobre el tarro lleno y déjalo reposar durante una semana; esto permitirá que el alcohol se evapore del tarro, dejando como resultado el aceite de lavanda.

Si hay sedimentos y no quieres verlos puedes volver a filtrarlo.

Guárdalo en un recipiente de vidrio oscuro para proteger los principios activos del aceite y guárdalo en un armario fuera de la luz solar directa.

Aceite de lavanda orgánico casero, receta simple

Aún más simple y al alcance de los niños que quieren divertirse encontramos la receta que prevé el uso del aceite de oliva para la elaboración de aceite de lavanda “hágalo usted mismo”.

El primer paso es obtener los capullos y las flores de los tallos; ponlos en un jarrón y añade aceite de oliva. El resultado es un aceite de oliva de lavanda casero, que puede ser usado como hidratante para el cabello y la piel.

Y después de crear tu propio aceite de lavanda orgánico, todo lo que queda por hacer es aplicarlo en tu cuerpo mediante un masaje, para un sueño tranquilo y relajado.

REDAZIONE
Raccontare e spiegare cibo, natura e salute. Un obiettivo più facile a dirsi che a farsi, ma nella redazione di inNaturale non sono queste le sfide che scoraggiano. Siamo un gruppo di giovani affiatati in cerca del servizio perfetto, pronti a raccontarvi le ultime novità e le storie più particolari riguardo il complicato mondo dell’alimentazione.